Villa María, viernes 12 de julio de 2024

Juzgan a una joven denunciada por su ex: hasta habría incendiado su casa

La relación sentimental entre Nicolás Gallo (33) y María Florencia Maldonado Moyano (26) duró un año y terminó con un juicio que arrancó la semana pasada y la tiene a ella en el banquillo de los acusados.

“Decidí contar mi historia. Me animé a hablar y a pedir ayuda recién cuando estuvo en riesgo mi vida y la de mis hijos. Decidí ponerle fin a esta relación colmada de violencia y humillaciones”, posteó Nicolás en sus redes sociales junto a un video donde muestra el calvario que tuvo padecer el 28 de diciembre de 2023, cuando él decidió dejarla y ella enloqueció.

“Ver este video es revivir día a día la pesadilla de la que aún no puedo despertar y salir adelante. Me quedaron secuelas que aún provocan miedo, dolor y malestar diario”, explicó Nicolás, quien además contó que Florencia “llegó al extremo de autolesionarse” para inculparlo, prender fuego la casa delante de sus dos hijos menores de edad y abrirle la cabeza con un picaporte en medio de una discusión.

La joven está acusada de lesiones leves calificadas por el vínculo y daños en concurso real en situación de flagrancia y el juicio es llevado a cabo por la jueza Edith Elizabeth Agüero, a cargo de la sala unipersonal de la Cámara Tercera en lo Criminal y Correccional de la Primera Circunscripción de La Rioja.

“La acusación es ridícula porque en ningún momento contemplaron que había dos niños al lado mío cuando se produjo el incendio y la cantidad de gente que corrió peligro por el fuego, incluido los vecinos”, enfatizó Nicolás, ya que la pena para ese delito contempla de 1 a 3 años de prisión y es excarcelable salvo que la jueza dictamine una sentencia de cumplimiento efectivo.

Ya se produjeron cuatro audiencias y, hasta el momento, Florencia se negó a declarar. En la ocurrida el martes 2, la jueza rechazó una petición de la querella de cambiar la carátula a estrago doloso, pero aceptó brindarle una medida de protección a la víctima.

“A la acusada le colocaron un geo localizador dual, comúnmente conocido como tobillera electrónica, además de la prohibición de toda comunicación y/o publicación por cualquier red social que hostigue o afecte a la víctima o sus allegados”, precisó la abogada Marcela Massud.

Esto último se contempló porque Florencia, desde que se enteró de que Nicolás tenía una nueva pareja, empezó a hostigarla por redes sociales. “Seis meses después de cortar la relación con su ex, Nicolás empezó a conocerse con otra joven. A raíz de ello, la victimaria Maldonado, quien goza de su libertad desde el día 16/01/2024 que fue excarcelada, arremetió con todo contra ella publicando historias de Instagram en las que se refiere de manera injuriante ofendiendo su honor y buen nombre”, detalló la letrada.

Del enamoramiento a las violentas agresiones

Nicolás conoció a Florencia hace dos años, cuando se las presentó un amigo que tienen en común durante una cena. Se empezaron a seguir en redes y luego a chatear. Pero recién al año concretaron la primera salida.

“Estaba muy enamorado, aunque sabía que éramos totalmente opuestos. Yo soy muy familiero y ella no tenía una relación cercana con sus padres, estaban bastante distanciados. A ella le gustaba salir de noche e ir a las fiestas electrónicas cuando yo soy una persona muy abocada a mis hijos y mi trabajo. Sin embargo, estaba muy involucrado sentimentalmente con ella y la incluía en todos mis planes”, admitió Nicolás.

A pesar de los comentarios negativos que recibía sobre ella por parte de su entorno más cercano, él prefería hacer oídos sordos. “Me alertaron que había tenido problemas de violencia con otros novios, pero yo estaba totalmente cegado”, reconoció el joven, quien a los pocos meses de formalizar la relación ya había empezado a experimentar situaciones de maltrato verbal.

En los momentos en que Nicolás le marcaba sobre ese comportamiento, ella se justificaba diciendo que había tenido una infancia bastante complicada con mucha violencia por parte de sus padres. “A mí me daba lástima, trataba de ser empático y ponerme en su lugar. Pero no me daba cuenta de la magnitud de lo que estaba pasando”, recordó.

A medida que la relación avanzaba, las denigraciones verbales trascendieron la esfera de la intimidad y se había vuelto recurrente que Florencia lo incomodara delante de sus familiares, hijos, amigos y empleados.

“Mis hijos llegaron a decirme que tenían miedo de quedarse sola con ella en casa. Los dos quedaron muy afectados por lo del incendio, están bajo tratamiento psicológico y les da pánico pensar que se la pueden cruzar en la calle. Imaginate que cuando explotó uno de los cuatriciclos por el fuego, mi hijo estaba a cuatro metros”, señaló Nicolás.

Las pruebas que complican a la acusada

“El detonante de la pelea fue algo insólito”, aseguró la víctima sobre el trágico hecho ocurrido la tarde del 28 de diciembre de 2023. “Esa mañana ella me planteó que yo andaba todo el día a full, que trabajaba mucho y que se sentía un ‘llavero’. Por esos motivos, no quería estar más conmigo”, especificó Nicolás, quien se dedica a la instalación de sistemas de ventilación y aire acondicionado en obras de gran envergadura.

“Le respondí que estaba equivocada, que yo nunca la había hecho sentir como un llavero y que siempre la había ayudado. De hecho, puse plata para que pudiera alquilar un departamento y le monté un negocio de ropa porque cuando la conocí estaba desempleada”, recordó sobre la discusión que tuvieron antes de irse a su trabajo.

Cerca de las 11:30, Nicolás recibió un llamado de la mamá de Florencia y se alarmó: “Me pareció muy raro porque casi ni teníamos contacto. Me contó que había recibido un mensaje de la hija y que sonaba como una especie de despedida”.

Inmediatamente, se dirigió hasta el departamento de Florencia y con la ayuda de sus padres lograron romper la cerradura y abrir la puerta porque ella no contestaba. “Pensamos lo peor, pero estaba tirada en la cama, durmiendo. Cuando nos vio se puso sumamente violenta y nos echó a todos a los empujones”, recordó.

A partir de las 15 horas, Florencia empezó a enviarle a Nicolás mensajes “muy hirientes” y luego siguió con audios. “Le respondí que no iba a permitir que dijera cualquier cosa de mí y le recordé que era la persona más inconformista y desagradecida que había conocido en mi vida, y la bloqueé”, agregó.

Esa situación la desestabilizó emocionalmente y se dirigió a la casa de Nicolás, donde él se encontraba con sus hijos y un amigo. “Me dijo que quería hablar conmigo y arreglar las cosas. Pero yo no quería saber nada, le expliqué que había excedido todos los límites y que la relación ya era insostenible. Le pedí que se fuera y enfureció”, indicó Nicolás.

Las agresiones quedaron registradas por varias cámaras de seguridad hogareñas. “Al ver que Nicolás no reaccionaba, Florencia comenzó a golpearse a sí misma, propinándose golpes en su cara, sobre los pómulos, mientras lloraba, para seguir luego, descargando su violencia contra los bienes de Nicolás”, detalló su abogada.

En ese raid violento de la victimaria por toda la propiedad, agarra un bidón con 20 litros de nafta que estaba en el garage; preparada para los cuatriciclos. “Nicolás le saca el bidón con combustible y ella redobla su agresión tomándolo de la nuca para pegarle descontroladamente”, agregó la letrada.

En el momento en que Nicolás logró escabullirse de sus manos, ella lo empezó a perseguir rompiendo todo aquello que se cruzaba por su camino. Alcanzó a Nicolás en la puerta trasera de la cochera derecha que da al patio de la vivienda, sacó el picaporte de la puerta y comenzó a golpearlo en la cabeza, hasta producirle un corte. De hecho, la víctima debió ser atendido en trauma shock del hospital Vera Barros.

“En el quincho rompió el árbol de Navidad y unos juguetes que se encontraban sobre la mesa. Incluso, tomó un canasto de basura de hierro (de los que van en la vereda) y lo arrojó contra Nicolás mientras le gritaba ‘te voy a matar’”, precisó la doctora Massud.

Al dirigirse nuevamente a la chochera, agarró otra vez el bidón y esparció la nafta sobre uno de los cuatriciclos. Sacó un encendedor y prendió fuego el lugar sin importarle que allí estaba Nicolás, su hijo y un empleado de él. Como consecuencia de las llamas, Florencia resultó con quemaduras en sus brazos y piernas y debió permanecer un mes internada para que le realizaran las curaciones.

La estrategia de la defensa

“Florencia está angustiada y preocupada, como cualquier persona imputada de una circunstancia bastante compleja. Su preocupación es, básicamente por todo lo que se viene ventilando en las redes y en los medios, y obviamente por el resultado de la sentencia”, precisó el defensor oficial riojano Fernando Romero.

Consultado por Infobae si en algún momento la acusada mostró arrepentimiento por lo que hizo, el defensor remarcó: “Eso lo dirá ella llegado el momento. Estamos evaluando cuándo será el mejor momento para que declare porque todavía no terminaron las audiencias y las dos que restan se pasaron para después de la feria judicial”.

Romero enfatizó que “hubo una circunstancia de discusiones, peleas y agresiones mutuas” y que los testigos presentados por la defensa así lo constataron. Incluso, dijo que “ella hizo una denuncia en su momento por algunas circunstancias que padeció por parte de él”.

También contó que como ella no tiene antecedentes ofrecieron una suspensión del juicio a cambio de reparación económica a la víctima, pero que el fiscal no aceptó la propuesta y por eso desembocamos en este debate.

Con respecto al video que la querella presentó como pruebas, Romero dijo que pidió la nulidad: “Hay dos realidades. Una, la del mundo que nosotros percibimos a traves de las redes y los medios; y la segunda, la del mundo judicial, donde hay una serie de pautas y de formas que se deben cumplir para que esa prueba validez”.

“Nosotros hemos planteado la nulidad de la prueba porque consideramos que se ha violado la cadena de custodia al no haberse peritado oportunamente ese video. Si usted ve alguna jurisprudencia vinculada con derecho informático, muchas veces la obtención de la prueba y conservación de la misma hace que pueda ser introducida al proceso como una prueba válida. No es una capricho lo que estamos planteando, es una herramienta que nos da el Código Penal”, detalló.

Hoy, la acusada tiene prohibido acercarse a su ex y espera la sentencia del juicio en libertad pero controlada por una tobillera electrónica.

Fuente: Infobae.

 Información de servicio:

¿Más información?

– Unite a nuestro grupo de noticiasClick aquí 

– Sumate a nuestro canal de WhatsAppClick aquí

– Escribinos por WhatsAppClick aquí

– Seguinos en FacebookClick aquí

– Buscanos en InstagramClick aquí

– Estamos en TwitterClick aquí

– Nuestra comunidad en Telegram: Click aquí

– Recibí las noticias por TelegramClick aquí

– Estamos en Tik TokClick aquí

– Suscribite en YouTubeClick aquí

– Grupo de Villa María en Telegram: Click aquí

No te olvides de visitar la página de inicio de Villa María Ya! para ver las noticias más importantes.

Te puede interesar

¡Palpitando el domingo! Presentaron la final Alem-Alumni

ambesso

Volcó al llevarse puesto un perro

agaletto

¡Qué julepe! Volcó un auto en Los Patos

agaletto

Colocan adoquines en la Costanera y en barrio Industrial

ambesso

Niños y niñas villamarienses participaron de la “Experiencia Cabalgata”

ambesso

¡Se levanta el telón! Teatro en el Favio

agaletto