Villa María, domingo 23 de junio de 2024

Juicio: Condenaron a tres narcomenudistas del barrio Botta

Condenaron ayer a tres narcomenudistas que comercializaban estupefacientes en un domicilio del barrio Bota.

Se trata de Marcelo Martín Cuello, un hombre con condenas anteriores que ya venía en la mira de la fuerza policial antinarcóticos, ya que lo habían detectado vendiendo cocaína tanto en su casa, en un hecho puntual en marzo del año 2022, como así también trasladándola al comprador, ya sea en moto o a bordo de un Renault Logan conducido por Esteban Morcilla, el otro de los condenados ayer en la causa que se debatió en el quinto piso de tribunales de Villa María.

Según la acusación, los efectivos de la policía y la FPA en abril del año pasado, fueron allanar la casa de Cuello ubicada en la primera cuadra de la calle La Quiaca.

Allí encontraron almacenadas distintas cantidades de una sustancia purpurulenta de color blanco, como la definen en la justicia antes de que se haga el test que demostró que era cocaína.

Las cantidades estaban en la alacena de la cocina, detrás de la heladera, en total, 20 gramos de esa sustancia. Ese mismo día que detuvieron a Cuello y a Morcila, allanaron una casa en el mismo barrio, donde encontraron a Silvia Soledad Monesterolo, 81 gramos de estupefacientes.

Así fue que los tres llegaron a juicio. Cuello, defendido por la abogada Florencia Botero, Morcilla por el letrado Jorge Bustos y Silvia Soledad Monesterolos por Ivana Castoldi.

Más allá del debate y de las que hicieron las abogadas y el abogado en la sala el juez Félix Martínez le impuso a los tres una pena de cuatro años de prisión.

En el caso de la mujer se le unificó con una pena anterior por lo que deberá purgar un año más que sus compañeros de causa.

En el juicio se develó parte de la trama de la problemática adictiva que se vive en la ciudad

Por otra parte es importante señalar que en el juicio de ayer se develó parte de la trama de la problemática adictiva que se vive en la ciudad, por ejemplo las consideraciones del abogado Jorge Bustos cuando pedía la absolución de Morcila, habló del contexto que vive a partir de las de su defendido.

Dijo: “es un adicto, no un vendedor de drogas y por eso se mueve en ese mundo”.

Por otra parte, recordamos que el entramado adictivo en el barrio Bota es muy complejo y con consecuencias irreparables, como pasó con el padre de el que fue condenado ayer, su papá fue asesinado de tres balazos en octubre de 2018 cuando barría la vereda de su casa.

Pasó un motociclista con el casco puesto y disparó tres tiros sin mediar palabra y a consecuencia del hecho violento el padre de Cuello, falleció, tenía cincuenta y dos años.

Con la investigación que llevó adelante la fiscal Silvia Maldonado, se pudo descubrir quien era y cómo había nacido la trama del asesinato, que fue organizado desde la cárcel por un ajuste de cuenta entre los hijos de la víctima y otros detenidos también vinculados al narcomenudeo.

Te puede interesar

¿Fue alguno de ustedes? Dos detenidos por llevar drogas varias al recital de La Renga

lpierantonelli

Liga Villamariense: Conocé los cruces de semifinales

lpierantonelli

Peligro total: Dos caballos caminan a contramano por la Avenida Perón

lpierantonelli

Despiste sobre la 158: Tres personas trasladadas al Hospital Pasteur

lpierantonelli

Liga Villamariense: Hoy se definen los clasificados a semifinales

lpierantonelli

Necrológicas domingo 23 de junio de 2024

lpierantonelli