Villa María, miércoles 19 de junio de 2024

Madre e hija viven con temor y en total desprotección

Florencia y su madre sufren constante violencia física, verbal y psicológica de parte del sujeto al que le alquilan. Actualmente detenido, temen lo que pase cuando salga en libertad.

Por Informe de Patricia Gatti

Florencia Rodríguez (26) y su madre (60) sufren constante violencia física, verbal y psicológica de parte del sujeto al que le alquilan. Adicto al alcohol y otras drogas, actualmente está detenido, pero sus víctimas temen lo que sea capaz de hacer cuando salga en libertad.

“Todos los hechos comenzaron el 20 de febrero, cuando el señor al que nosotros les alquilamos quiso venir a hablar con nosotros. Mi mamá en ese momento estaba hablando por teléfono con un asistente social por otros problemas que teníamos”, comentó Florencia a Villa María Ya!.

“El señor quiso ingresar a la vivienda, mi mamá le dijo que esperara, no quiso esperar, y en lo siguiente la agarra y le pega a mi mamá. Le pegó de tal forma que la dejó inconsciente, tirada en el piso. La que llegó a ver todo fue mi pareja, que se metió porque vio que el hombre le iba a seguir pegando. Mi mamá estaba tirada en el piso y él se abalanzó como para seguir pegándole”.

“Se llamó a la policía, y ahí fue la primera denuncia que le hizo mi mamá hacia él. Obviamente fue una denuncia penal, en la cual a él lo imputaron y le pintaron los dedos, pero en ningún momento se lo detuvo ni nada”.

“Al día siguiente, con eso de que mi mamá le hizo la denuncia, él empezó con las amenazas de muerte, tanto hacia mi mamá, hacia mi y hacia mi pareja. Se volvió a denunciar eso el 21 de febrero y tampoco hicieron nada”.

“El 24 de febrero el señor nos corta los servicios, tanto luz, agua, gas, y nos deja sin servicios a partir de ese momento hasta la actualidad. Nosotros seguimos viviendo ahí porque como está la situación hoy en día no hemos podido conseguir una casa”.

“No hemos podido conseguir un lugar para podernos ir, sino obviamente no habríamos pasado todo esto, lo habríamos evitado, y ya estaríamos en un lugar más tranquilo”.

“Él siguió con las amenazas de muerte, tanto hacia mi mamá como a mí, que me amenazaba de muerte por mi situación, por mi orientación sexual, tanto a mí, como a mi pareja”.

“Volvimos a denunciarlo. Él ya cuenta con ocho denuncias en total, de las cuales cuatro son de mi parte; una por hostigamiento, otra por amenazas de muerte y otra por la discriminación hacia mi sexualidad. Y la última de cuando intentó pegarme”.

“Me escupía, empezó a hostigarme en el trabajo, a hostigar a mis compañeros del trabajo, a mi mamá también. Constantemente las amenazas de muerte, una y otra vez, todos los días”.

“Este último tiempo él empezó a ponerse peor, más agresivo. Afilaba cuchillos alrededor de la casa, nos golpeaba con fierros las paredes, con martillos, todo lo que tuviera a mano. Se ha llamado a la Policía, ya los efectivos policiales hicieron muchísimas veces presencia acá pero nos decían que no podían hacer nada”.

“La última denuncia que le hice fue el sábado a la noche. Llegué a grabarlo, y en la grabación se llega a escuchar claramente que dice ‘vení a decirme algo y te reviento la cabeza’, que era ya normal de todas las amenazas que venimos recibiendo. Se hace la denuncia de eso, y ese mismo día habían estado los efectivos policiales acá”.

“Al día siguiente, el domingo este que pasó, empezó de vuelta a las 2 de la mañana, toda la noche. Recién a las 10 de la mañana se llamó a la Policía, y resulta que ya había llamado un vecino, porque escuchaba los gritos y los golpes que él efectuaba desde acá”.

“Ese mismo día también llegué a grabar que nos iba a cortar, que nos iba a quedar la cabeza colgando, que nos iba a atravesar con un cuchillo, que no iba a sentir nada porque nos íbamos a desmayar por la cantidad de sangre que íbamos a perder, y muchísimas otras amenazas que no he llegado a grabar”.

 

“Ese día, el domingo, se llama a la policía de vuelta, se hicieron presentes y no lo iban a llevar, hasta que les mostré los audios y ahí tomaron recién la medida de que lo iban a llevar”.

 

“Vivimos con temor”

“Estamos a la deriva. No sabemos si va a estar preso hasta esta semana, hasta la semana que viene… ya muchos allegados a él nos han advertido por así decirlo, que él apenas salga de estar preso, que nos va a matar directamente. Vivimos con temor”.

“Ya agotamos todos los recursos, nos hemos llegado al centro de acceso a la justicia que es el CAJ, hemos hablado con una abogada, con una psicóloga, ellas nos estuvieron ayudando en unas cosas, hemos estado en la Municipalidad pidiendo ayuda también. Hemos llegado al Polo de la Mujer, y ahí le dijeron a mi mamá que no le podían ayudar en nada, esa fue su respuesta”.

“No es que nosotros no nos queremos ir de acá, sino que estamos en una situación en la que no podemos conseguir un lugar para irnos, y ahora estamos con el temor ese de decir que no sabemos cuando va a salir”.

Somos dos mujeres solas, mi mamá ya va a cumplir 60 años, yo tengo 26

“Mi mamá, por ejemplo, está en una situación de que debido a todo esto, más los golpes que recibió, quedó muy inestable de salud, entonces no está pudiendo ejercer su trabajo. Yo sí estoy trabajando, pero estaba con ese temor de por ahí yo irme a trabajar sin saber qué le podía pasar a mi mamá quedándose sola ella acá”.

Informe de Patricia Gatti

Te puede interesar

Barrio Felipe Botta: un menor detenido por robar un celular

ambesso

Efemérides de hoy miércoles 19 de junio de 2024

ambesso

Horóscopo de hoy miércoles 19 de junio de 2024

ambesso

El tiempo para hoy miércoles 19 de junio de 2024

ambesso

¡Un peligro! Denuncian que corren picadas en cercanías de Villa María (VIDEO)

Noticias Villa Maria Ya

Villa Nueva: vecinos detuvieron a un motochorro

ambesso